por Mau Plaza

“Dr. Strange”.” Scott Derrickson. 1hr 55min.

Aplausos, me pongo de pie, chiflo y aviento palomitas. Si, así de buena esta la peli mis querid@s lectores. Si con los filmes anteriores Marvel se había aventurado en conceptos de ciencia ficción, militarismo y deidades, con este nuevo proyecto nos adentra a un mundo más místico en donde la magia, los multi-universos y la manipulación de la realidad y del tiempo, son cosa de todos los días. (Va a estar de pkm ver como este nuevo mundo será entrelazado más adelante con personajes como Iron Man, Spider-Man o Ant-Man en la tercera y cuarta película de The Avengers).

Afortunadamente y a diferencia de cintas previas del Marvel Cinematic Universe, “Doctor Strange” no está preocupada por crear enlaces con personajes más famosos o populares. De hecho, es la película de Marvel más “independiente” desde “Guardians Of The Galaxy”, conteniendo solo un par de referencias a eventos y personajes de otras cintas, y presentando su conexión más grande con el resto del universo Marvel en una escena post-créditos. Chingongonchona decisión.

Benedict Cumberbatch interpreta al doctor Stephen Strange, un talentosísimo neurocirujano cuya fama le permite darse el lujo de escoger a los pacientes que atenderá y a los doctores con los que trabajará, como su chiqui lover Christine Palmer (Rachel -no le digo que no- McAdams).

**SPOILERT ALERT COMIENZA** Pero una lluviosa y fría noche trae consigo la tragedia: Strange se da en la mother por andar conduciendo y pendejeando en su cel, y queda con sus manos, sus herramientas de trabajo, casi inutilizables. Sé que es una adaptación, pero aquí mi primera queja: Strange tiene el accidente porque tiene visiones, y mientras maneja ve pedazos de su futuro y gente muerta… lo que lo lleva a perder el control de su vehículo. No es por andar en la lela en el cel… **SPOILER ALERT TERMINA**

Desesperado, trata todo tipo de tratamiento médico para quitarse la temblorina de las manos, pero nada parece dar resultado. Sin embargo, encontrará un nuevo comienzo en Nepal con la Antigua Bruja Suprema – ¡Ay Goeeeey! (Tilda Swinton), una maestra que, con la ayuda de su discípulo Mordo (Chiwetel Ejiofor) le enseñará a controlar sus poderes místicos, utilizar magia y expandir sus horizontes para darse cuenta que hay mucho más en el mundo que lo que solo puede ver y tocar. ** SPOILERT ALERT COMIENZAS** 2da queja: Para empezar, es brujo supremo, no bruja. Luego, Mordo es el villano desde un comienzo, no el discípulo que ayuda a Strange. Quédense a la escena post-créditos para que vean como decidieron darle secuencia a esto que comento. ** SPOILERT ALERT TERMINA**

Si hay un aspecto del que la mayoría de críticos y fanáticos estamos hablando luego de ver esta entrega, es el visual. Y es que la película es de las más espectaculares y originales que haya producido Hollywood recientemente. Definitivamente hay secuencias que los harán recordar a “Inception” de Christopher Nolan, pero “Doctor Strange” va mucho más allá en términos de rareza. Debo aceptar que me hubiese encantado que resolvieran la onda de mundos doblados al derecho y al revés de otra forma que no se acercara tanto a “Inception”. Chance materiales más líquidos, que se yo… Pero definitivamente no es un tema que moleste demasiado. ¿A Uds.?

La manera en que Derrickson y su equipo de magos computarizados visualizan la manipulación del tiempo y del espacio es magnífica, lo cual resulta en secuencias de acción (desde una persecución en Nueva York, hasta un tenso clímax en Hong Kong) verdaderamente memorables. No hay un solo momento que se sienta excesivamente sintético, ya que las escenas son similares a lo que, – posiblemente -, algunos puedan experimentar al echarse un pasón alucinógeno. Pero lo hace de tal manera que uno se maravilla, se emociona, en vez de dudar su veracidad. Desde peleas donde la gravedad desafía sus propias reglas, o el mundo alrededor de los personajes va girando, hasta el desdoble de estructuras en forma de caleidoscopio; el filme está lleno de secuencias visualmente increíbles, las cuales jamás se sienten demasiado largas ni tediosas.

Cumberbatch es excelente como Strange, demostrando que su carisma innato es más que suficiente para llevar un gigante blockbuster sobre sus hombros. Su Stephen Strange es un hombre sumamente inteligente y arrogante, pero con el que uno puede empatizar. Sus miedos son muy humanos, y aunque no siempre tiene el mejor de los tactos, logra entablar relaciones significativas con otros personajes.

Chiwetel Ejiofor interpreta a Mordo como un maestro fuerte, recto y decidido. Con mucho respeto hacia la Antigua y especialmente, hacia las reglas de los Hechiceros. Totalmente alejado al verdadero Mordo del cómic.

Doctor Strange es una película de acción-aventura-súper héroes-todos me la pelan- ejemplar. Un filme que trata de hacer algo diferente tanto a nivel visual como narrativo. Los efectos visuales, caleidoscópicos, abstractos, psicodélicos, son simplemente geniales. Pero sin duda, el mayor acierto en éste filme es que Derrrickson hace que tanto la historia como los personajes, nos importen. Al igual que sus místicos brujos, “Doctor Strange” tiene alma, y se nota.

 

9 time lapses de 10.