IMG_1806

Un poquito tarde, pero por fin, la familia Juárez Durán pasó el decreto ejecutivo de que el segundo cuarto del departamento, dejaba su función extraoficial de bodega y cuarto para guardar todas las mamadas que no tenemos idea de donde poner (como palos de golf, impresoras que no funcionan, disfraces de Halloween, bicicletas, cajas de archivo muerto, esquís, asientos de bebé rotos y finalmente se convierte en el cuarto de Max.

Para iniciar este proyecto, obviamente fue necesario un poco de inspiración (mejor conocido como plagiarte una idea de Pinterest) y un poquito de tiempo. Así que el viernes pasado nos tomamos el día y nos dimos a la labor de pintar su cuarto.

Si me preguntan el color que escogimos, no fue ni azul, ni lavanda, ni celeste, fue el color “Pelo de Wefa”…. Aunque si preguntan en la Comex se llama “Danubio”.

Si les gusta como quedó, aquí les pongo los pasos de cómo replicarlo.

PASOS: CÓMO TENER UNA PARED FREGONA EN EL CUARTO DE TU HIJO

  1. Regresa en el tiempo a cuando no tenías bebé, ya que pintar un cuarto con un toddler en la casa es como tratar de maquillar a un orangután en celo: no dejan de moverse, hacen unos gritos horribles, quieren agarrar todo lo que hay a su alrededor y avientan caca.
  2. Ve a la Comex y compra un rollo de cinta azul de 1.5¨, medio litro de pintura color pelo Wefa oscuro, un litro de pintura pelo Wefa claro y un plástico para proteger ( y no, no me refiero a un condón, esos no los venden en la Comex).
  3. Vaía el cuarto que vas a pintar. Limpia la pared del cuarto que escogiste. Coloca plástico y cinta para proteger el piso y los bordes de tu pared. Observa como tu bebé quita todo el plástico y la cinta protectora en una milésima del tiempo que tu te tardaste en colocarlo. Respira profundamente. Dale paciflorina con ron a tu bebé. Espera a que se duerma. Vuelve a empezar
  4. Con la cinta azul vuélvete loco lanzando rayas, hasta que queden triángulos dentro de triángulos. Alócate o como nosotros dijimos: Go Tape Crazy!. Asegúrante de ver que esté súper bien pegada la cinta, para que no se le meta pintura.
  5. Regresa a la Comex porque se te olvidó comprar brocha y rodillo. De una vez para en el Oxxo por una chela, unos Chocoroles y condones (uno nunca sabe, pintar un cuarto con tu pareja, puede ser tan sensual como la famosa escena de de Ghost La Sombra del amor).
  6. Pinta primero las figuras que quieres en color claro (te recomiendo que sean la mayoría) y luego las figuras que son con color oscuro.
  7. Quita la cinta antes de que seque bien la pintura. Aleja a tu crío de la pintura fresca o vas a acabar teniendo que volver a pintar toda tu casa (true story).
  8. Admira tu obra mientras que disfrutas de tu chela y tus chocoroles. Los condones serán para otra ocasión porque estás ya agotada.
  9. Deja que seque bien la pintura.
  10. Vuelve a meter los palos de golf, impresoras que no funcionan, disfraces de Halloween, bicicletas, cajas de archivo muerto, esquís, asientos de bebé rotos y deja un espacio de 60 cm x 60 cm que es donde meterás la cama de perro donde dormirá tu bebé.

 

Espero que les sirvan estas instrucciones y por fa si hacen algo al cuarto de sus hijos o fetos ( para aquellas que esperan) compartan.

 

IMG_1746

IMG_1753IMG_1781IMG_1790IMG_1794IMG_1799IMG_1806