Por Gabriel Cruz

Soy gran fan de Radiohead y no creo que Creep sea una mala canción. En ésta, la voz de Thom Yorke es el lamento chillón del loser, en el que ella (pónganle el nombre que quieran) nunca volteará a verlo (sí, pueden poner mi nombre). La capacidad de transmitir a un muchacho de quince, esas lágrimas que corren por las mejillas llenas de acné de forma tan cruda y sincera, será el gran acierto que tuvo la banda inglesa.

 

Actualmente y desde hace varios años, después de superada esa etapa en mi vida (¿really?), no dejo de sentir un piquete en la cola cada vez que alguien me pregunta “¿quiénes son?” o  “¿son los que tocan Creep?”. Sí, ya sé, no debo ponerme así. La gente puede escuchar lo que se les pegue la gana. Nadie está obligado a saber quienes son, pero me pasa igual cada vez que a alguien le mencionas a Pink Floyd y corea “Idon nino eduqueishon”, me molesta porque después seguirán cantando “guor guor guor guor guor” (¿sí entendieron que me refiero a Rihanna, verdad?).

 

¿Buenas tardes, tiene un momento para hablar de nuestro señor y salvador Thom Yorke?

 

¡Que ya lo se, chingao!, ser fan de una banda y tener pene es igual, no tienes porque encajársela a todo mundo… Pero sí a algunas personas.

 

Miren, si van a ir a ver a Radiohead en octubre y saben que van a pedir Creep a medio concierto (porque pidieron al Sapito a Belinda), les aseguro que saldrán muy enojados si no la escuchan porque no la escucharán. Se también que no donarán su boleto a alguien que realmente conozca a la banda, pero aún pueden salvar su dignidad y hacer como que sí saben dónde están parados.

IMG_7268

Esta lista fue diseñada en los laboratorios secretos de mi retorcida y muy cochina mente y se las comparto ahora por su bien y deben de igual manera rolarla para que la gente no ande así por la vida. ¿Cómo así?, pus nomás voltee a ver a su compañero de al lado y véale la cara de menso que tiene. Es más haga un experimento. Ponga las canciones a un volumen que le permita a esa persona escucharlas. Observe. ¿Qué ve? ¿Cambio la expresión? ¡Sí, verdad! Ahora tiene esa mirada perdida de la persona que ha entendido que la vida es un camino lleno de vicisitudes y malos entendidos que la convierten en una pesada carga. Usted le ha hecho un gran favor a esa persona y le estará agradecida por el resto de su miserable vida.

 

Bueno, ahora a lo que truje Chencha. En cuenta regresiva, esta es mi propuesta de canciones necesarias para conocer a una banda que se ha vuelto necesaria en la historia del Rock.

10. High And Dry

The Bends

1995

Empiezo con un clásico de su segundo álbum, uno que no sólo dejó claro que RH no era una one hit wonder band. Esta canción viene dentro del que por muchos especialistas fue el mejor disco de rock en el 95. H & D (expresión que en inglés se refiere a un estado de melancolía o abandono) es una melodía llena justo de eso a lo que el título refiere. La voz de Yorke no había mostrado hasta este momento su capacidad de decirnos lo mal que nos podía hacer sentir. ¿Encontraste a tu pareja con otra persona estudiando su anatomía?, ¿te corrieron del trabajo?, ¿descubriste que tu síndrome de Edipo es peor de lo que imaginabas?. Ésta es tu canción.

9. House Of Cards

In Rainbows

2007

“No quiero ser tu amigo, sólo quiero ser tu amante”, con este inicio la canción ganó de inmediato mi atención y respeto. A eso hay que sumar la cachondez de los ritmos, el golpeteo de los sonidos bajos. En el 2007 esta rola ganó un Grammy a mejor canción alternativa, lo cual significa nada. La canción es una joya con o sin premios.

 

8. I Will (No Man’s Land)

Hail To The Thief

2003

Esta muy preciosísima canción de cuna sirve para quitar el sueño a cualquiera por su paranoia distópica. Fría como el viento, peligrosa como el mar, la voz del ojito cerrado se multiplica en distintas tonalidades creando una atmósfera aterradora.

7. Blow Out

Pablo Honey

1993

En su primer disco, Radiohead no sólo era Creep o Any One Can Play Guitar. Esta rola ya comienza a decirnos de qué lado masca la iguana en la música de sus creadores. Cambios vertiginosos, guitarras estridentes y distorsionadas. Yo no puedo dejar de escucharla y sentir que el corazón se me sale.

 

6. Dollars & Cents

Amnesiac

2001

¿Te asusta la globalización?, seguro que no tienes idea de cómo te pueden usar. Al final, sólo somos dólares y centavos. La canción pareciera una renovación de Another Brick on The Wall e igual que ésta, te deja muy preocupado. ¿A qué suena?, sólo diré que la síncopa es desde hace mucho una influencia importante en las composiciones de estos ingleses, sobre todo en su baterista, Phil Selway.

 

5. The Trickster

My Iron Lung [EP]

1994

Los inicios punk del grupo se entienden re bien en esta canción. Dura, rápida y crítica. Si tienes ganas de ponerte tus botas negras y dar de patadas, ponla a todo volumen e invita a tu hermano menor.

 

4. Lotus Flowers

The King Of Limbs

2011

Esta canción me confunde, por una parte escuchando la melodía y la voz se me antoja usarla de soundtrack para hacer el I love you, pero si presto atención a la letra, me pone mal haciéndome pensar que hay relaciones que de plano no pueden ser. Lo que he resuelto al escucharla es hacerlo mientras lloro. Sólo así.

 

3. Pearly

Airbag/How Am i Driving? [EP]

1997

Dramática, emocionante, orgásmica. Este lamento es casi como el inicio del cuento Talpa de Rulfo: “Natalia se metió entre los brazos de su madre y lloró largamente allí con un llanto quedito. Era un llanto aguantado por muchos días…” La canción es un lado B y a finales de los noventa era difícil escucharla y una forma era bajándola por Napster, lo cual le daba un toque clandestino interesante.

 

2. Paranoid Android

OK Computer

1997

No sé ni cómo describir esta canción. Bueno, imaginen que van manejando un auto por un barrio pesado, además no traen las gafas oscuras detrás, por lo que su barrio no los respalda. De repente aparece un gato frente a ustedes, es hermoso, pelo negro, brillante, abundante y muy cepillado. Recuerden, van manejando y rápido, quieren salir de ahí y el gato sólo apareció. Claro, lo apachurran, y ustedes nomás sienten cómo el auto pasa sobre él. Ya se, es muy cruel y angustiante. Así es el inicio de la canción, pero después viene el requinto de Jhonny Greenwood (considerado por muchos expertos en el tema como uno de los mejores de la historia del rock y además alejado de la tradición del blues que tanto permea a la materia). ¿A qué suena el requinto?, bueno, ustedes se salen del auto y ven al pobre gato tirado en el pavimento, el gato sigue siendo hermoso, pero su chillido es un lamento que los conmueve de inicio a fin y el fin, por supuesto, es la muerte del gato. Pero está padre, en serio.

 

1. The National Anthem

Kid A

2000

¿Han escuchado a Miles Davis?, ¿no?, ¡qué vergüenza! Ese señor creó con su trompeta las atmósferas más atormentadas del jazz  en los setenta. Esta canción de Radiohead es el mejor homenaje que haya recibido Davis, pero combinado con la mejor parodia de las dictaduras nacionalistas (la que quieran, hasta podría ser Trump). Si suelen salir a correr, esta canción es estupenda para los últimos minutos, les va a poner el corazón a mil y tal vez mueran.

 

_________________

Gabriel Cruz

Artista visual, gestor cultural, productor y cocinero. Se hacen trabajos a domicilio.

Facebook: /GabrielCruzZamudio.ok

 Twitter: @GaboCruzZamudio

Instagram: @a_ver_gabo